el proyecto

ciudadanos en crisis

Hay tantas crisis dentro de esta Crisis: la financiera, la inmobiliaria, la bancaria… La economía es inevitable. Una burbuja inmobiliaria estalla, los brokers abandonan Wall Street con cajas de cartón entre las manos, los impuestos suben y el bienestar baja, la tele echa concursos de acreedores para gente en paro, los subsidios subyacen por el subsuelo…

Alguno quiso prohibir la palabra crisis, insuflar ánimos, dijeron que sólo estaba en nuestras mentes, pero la realidad ha hecho un gran esfuerzo por ceder. La economía no puede existir al margen de los seres humanos.

crisis de ciudadanía

Hay tantas crisis dentro de esta Crisis: la política, la institucional, la informativa… Si hay ciudadanos habrá ciudades, políticos, leyes… no al revés. Somos ciudadanos culpables. Apatía, desinformación, inercia, permisividad, hemos sustituido la energía cultural y cívica por toda forma de consumismo, entretenimiento y evasión y así estamos, flacos y con pulgas, malas pulgas.

Alguno quiso prohibir la ciudadanía, nos dijeron que los espacios públicos eran para los anunciantes, las plazas para las celebraciones deportivas y las fiestas populares, al final somos extraños en nuestras propias ciudades. La política no puede existir al margen de sus ciudadanos.

punto crítico

El dinero nos persigue, el tiempo nos asfixia, el último yogur desnatado con estreptococos milagrosos y sabor a fruta de la pasión se nos indigestó. Se vende nuestra vida anterior. Somos extraterrestres en un planeta herido y buscamos nuevas formas de vida en la Tierra.

Este blog —desde abril de 2011— es una forma de reflexionar sobre aquello que damos por aceptado de nuestra sociedad. Críticos con nuestro voto, con nuestro consumo, con nuestra economía, desde internet, las únicas herramientas del ciudadano: no sirven de nada dormidas ni aisladas.

Fotografía de cabecera EUROPEAN UNION MAY 8 & 9 2013 028 de Bill Bedzrah.

el proyecto | las categorías | los autores | nuestros lemas

Anuncios