Archivo de la etiqueta: calidad

calidad de la democracia en españa

Calidad de la democracia en EspañaEstamos ante el primer estudio riguroso sobre la calidad de la democracia en España. Se publicó en 2010, pero fue realizado en base a una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas en 2007. Por ello, refleja la desafección sobre cuestiones políticas de aquellos años, y no tiene en cuenta ni la crisis ni el renovado interés por la democracia suscitado desde el 15M.

Sin embargo, supone un primer análisis con una metodología nueva en la que los evaluadores de la democracia de un país son los propios ciudadanos, al contrario que en otros modelos y estudios en los que son expertos o entidades los que evalúan.

Estamos convencidos de que la calidad de la democracia será un tema de interés creciente en los próximos años, porque la democracia en sí misma y, sobre todo, su perfeccionamiento, siguen teniendo vigencia como un programa para el progreso social.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentaron los autores fue obtener un modelo de democracia con el que comparar las respuestas de los encuestados, para poder determinar así el grado de satisfacción en cada apartado sometido a cuestión.  También hay que tener en cuenta que el resultado muestra el propio sentir de los ciudadanos respecto a la democracia real que viven día a día —con el gran valor que ello comporta— y no sobre la abstracción del sistema tal y como se define en la Constitución y demás leyes.

Una lectura obligatoria para todo el que quiera conocer cómo es nuestra democracia. Esperemos que en breve se vuelva a realizar un estudio similar para comprobar cómo hemos cambiado en estos últimos cinco años.

CALIDAD DE LA DEMOCRACIA EN ESPAÑA
Una auditoría ciudadana
Braulio Gómez Fortes, Irene Palacios, Manuel Pérez Yruela, Ramón Vargas-Machuca
Editorial Planeta / Colección Ariel
Año 2010 / 168 págs. / ISBN 978-84-344-1843-1
Anuncios

índice de democracia

Mapa del índice democrático 2010

El periódico británico The Economist realiza cada dos años un estudio de la calidad democrática de los países del mundo y publica su Informe de democracia, el último [PDF inglés] es de 2010. Consiste en una batería de 60 preguntas divididas en cinco categorías:

Lista del índice de democracia 2010

Primeras 32 posiciones de la lista. España en el puesto 18.

  1. Procesos electorales y pluralismo.
  2. Funcionamiento del gobierno.
  3. Participación política
  4. Cultura política
  5. Libertades civiles.

Para cada país contestan a todas las preguntas y se puntúan de modo que al final se obtiene una calificación democrática del país de 0 a 10, y se establecen cuatro grados:

  • Democracia plena: De 8 a 10 puntos.
  • Democracia defectuosa: De 6 a 7,9 puntos.
  • Regímenes híbridos: De 4 a 5,9 puntos.
  • Regímenes autoritarios: De 0 a 3,9 puntos.

Dada la heterogeneidad de los sistemas políticos del mundo y de las dificultades para tomar datos que permitan contestar a las preguntas, el resultado es claramente subjetivo, pero nos puede dar una idea de cómo evoluciona el mundo, y de si estamos mejor o peor de lo que pensamos en materia democrática.

En el informe de 2010 destacó en primer lugar Noruega, seguida de Islandia, Dinamarca y Suecia. España ocupó el puesto 18 con 8,16 puntos, empatada con Reino Unido (¡quién lo diría!). El apartado donde peor nota sacamos es en participación política (6,11). Y además perdimos dos puestos respecto el informe de 2008, donde ocupábamos el número 15 con 8,45 puntos.

En general, casi todos los países de Europa descienden o se quedan como estaban, así que la calidad democrática está en retroceso en el viejo continente. Sorprende que las puntuaciones de Grecia, Italia y Francia ya los situaron en el rango de países con democracias defectuosas, lo cual es bastante preocupante porque otros países podrían estar siguiendo esa tendencia. Bosnia y Hezergovina es el país europeo que peor nota obtuvo (5,32).

El mundo en su conjunto aprueba por los pelos con 5,46. La peor nota se la llevó Corea del Norte con 1,08, y la alegría la dieron Ghana y Mali, que dejaron de ser regímenes híbridos en 2008 para pasar a la categoría de democracias defectuosas.

A la vista de estos datos, y con los recientes acontecimientos, habrá que ver si la tendencia a la baja continúa. Además, países de nuestro entorno nos demuestran que siempre es posible mejorar. ¿Porqué no vamos a poder sacar mejor nota y ser de los primeros de la clase?