aburrimiento por manifestación

Desde hace varias semanas,  hay convocatorias de manifestaciones en fin de semana. Madrid ya registra 632 manifestaciones en lo que va de año, el doble que en el mismo periodo de 2012.

Pareciera que si un colectivo o reivindicación no convoca una cada cierto tiempo, no exista. Al final, algo que debería tener impacto social por su singularidad y excepcionalidad, se convierte en ordinario y sin interés.

Los políticos ven como su impacto es cada vez menor, y acabarán pensando que los que acuden pertenecen a la misma fracción minoritaria de la sociedad. Los convocantes tienen que contar cada vez con mejores medios para conseguir cierta difusión previa al evento, algo solo al alcance de grandes organizaciones. Y luego con suerte, alcanzar cierta publicidad en los medios para que el resto de la población se entere de sus reivindicaciones.

Por lo menos, los asistentes se sienten partícipes de una comunidad y disfrutan de su derecho a patatela pública. Peor sería que pasáramos a la historia como ciudadanos  conformistas.

Foto de la manifestación de DRY publicada en El País (16/05/2011)

Foto de la manifestación de DRY publicada en El País (16/05/2011)

¿sería posible un 15M hoy?

Parece lejana aquella eclosión de participación ciudadana surgida de una manifestación convocada sin ruido, en internet, por Democracia Real Ya. Aquello fue espontáneo, revolucionario, liberador, ¡catártico!

Hoy, tras la explosión inicial, todo es más sofisticado: que si mareas de colores, que si cumbre social, que si funcionarios de tal ramo, que si trabajadores de otro, que si contra los recortes, que si hay algo de lo mío… Todos intentan arrimar el ascua de la indignación ciudadana a su sardina.

¿un revulsivo?

La crisis se queda, se cronifica, y no podemos avanzar manifestándonos una y otra vez contra todo. Aunque se veía venir, nadie pudo predecir el 15M; y nadie puede predecir lo que venga a continuación, pero se ve venir un revulsivo, un cambio social, un aglutinante de tanta indignación que haga que esta olla a presión no acabe explotando.


Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s