significado de ser aforado

Puedes asaltar supermercados, librarte de declarar en el caso Nóos, conducir ebrio… Todo es posible si eres aforado en España, el último de los chollos de los políticos.

El diccionario dice que aforado es aquel que goza de fuero, de la palabra latina forum, que significa plaza pública o tribunal de dicha plaza. En su octava acepción, encontramos que fuero es aquella “competencia jurisdiccional especial que corresponde a ciertas personas por razón de su cargo. Fuero parlamentario”. En definitiva, es el derecho que tienen ciertos cargos públicos a ser juzgados por un tribunal diferente (generalmente superior) al que correspondería de aplicarse las leyes ordinarias. Por tanto, supone una excepción a la igualdad ante la ley que establece la Constitución española.

Entre los privilegios jurídicos del aforamiento destacan la inviolabilidad (esto es, no pueden ser acusados por las opiniones emitidas en su función parlamentaria) y la inmunidad (no pueden ser detenidos ni retenidos, salvo que sean pillados en flagrante delito). La razón de estos privilegios es precisamente garantizar el funcionamiento democrático: que un político no tenga miedo a expresarse ante fuerzas políticas mayoritarias, o que nadie pueda acusar a un político continuamente para interrumpir así su labor parlamentaria. En el caso de que vayan a ser juzgados, el aforamiento requiere de la aprobación del resto de la Cámara (¡los compañeros de trabajo!) en el caso de Diputados y Senadores para ser inculpados o procesados, ¡toma ya! Esta es la razón por la que los políticos imputados en casos de corrupción no abandonan su escaño, para mantener la protección del aforamiento.

¿Quién tiene la condición de aforado en España?
Más bien habría que decir quién no la tiene, la lista es larga:
Presidente del Gobierno, Ministros, Presidentes del Congreso y del Senado, Diputados y Senadores.
Presidentes autonómicos, Consejeros, Presidentes de los Parlamentos autonómicos y diputados parlamentarios.
Presidente del Consejo General del Poder Judicial, Presidente del Tribunal Supremo, Presidente del Tribunal Constitucional, Vocales del Consejo General del Poder Judicial, Magistrados del Tribunal Constitucional y del Tribunal Supremo, Presidente de la Audiencia Nacional, Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia, Magistrados de la Audiencia Nacional y de los Tribunales Superiores de Justicia, Fiscal General del Estado y Fiscales de Sala del Tribunal Supremo, y también todos los Jueces, Magistrados y Fiscales.
Presidente y Consejeros del Tribunal de Cuentas, Presidente y Consejeros del Consejo de Estado, Defensor del Pueblo y Defensores de las Comunidades Autónomas.
Fuente: plataformaciudadana

De un tiempo a esta parte a los periodistas les encanta decir aquello de que un político no acudirá al juzgado “por su condición de aforado“. Lo que en un primer momento era una forma de protección política, ahora parece la coartada perfecta para todo tipo de tropelías y corruptelas. En España, los aforados están desaforados, ¡y luego dicen que no son una casta!

¿Cabe más corrupción en la política?

Viñeta de Álvaro Peña.


19 responses to “significado de ser aforado

  • ¡¡¡ NO PUEDO MÁS !!!

    Los a-forrados (me refiero a políticos) no son dignos de este privilegio (demostrado en mas de 35 años)y el resto solo deberían serlo en el uso de sus funciones.

    • bonpanchetti

      No son dignos de tantas cosas, la primera nuestros votos, pero sigo sorprendiéndome de la cantidad de votos que reciben cada vez que hay elecciones. ¿Quién controla el recuento en unas elecciones? Sería un bonito tema para investigar un poco…

  • Anónimo

    En españa hay mas de 10000 aforados.. parecen muchos si, pero si nos ponemos a comparar, es para destruirlos. En francia hay 3, en Italia 1 i en Potugal 0…

    • bonpanchetti

      En principio la figura del aforado se creó para proteger la función democrática, ahora es el búnker donde se refugian los políticos imputados en casos de corrupción, una vergüenza. Hacen de la democracia su medio de vida, pero nosotros seguimos votándoles.

  • Anónimo

    Hay que votar en BLANCO

  • Dani

    No tenéis ni idea de lo que hablais, con perdón. Soy Ldo en Derecho y a los aforados si se les juzga. ¿Cual es la diferencia con una persona que no lo es? Que una persona no aforada, primero va al juzgado comarcal, luego si recurre va al provincial, regional o estatal. En caso de un aforado va directamente al regional o al estatal y en algunos casos es perjudicial, porque si el estatal te condenan ya no puedes recurrirla, mientras que en uno comarcal si te condenan puedes recurrir al comarcal, regional o estatal por ese orden.

    • bonpanchetti

      Gracias Dani por tu aportación, pero hay que leer los posts con más detenimiento. En el post decimos textualmente “es el derecho que tienen ciertos cargos públicos a ser juzgados por un tribunal diferente (generalmente superior) al que correspondería de aplicarse las leyes ordinarias”, que está en línea con lo que apuntas. Ahora nos venden que ser aforado tiene el inconveniente de no poder recurrir, ya, debe ser que todo son desventajas al ser aforado porque todos los políticos quieren dejar de serlo en cuanto les salpica algún caso de corrupción (!)

    • Kopela

      Dani, por supuesto que tienes razón. Pero lo que olvidas son las influencias que en los hechos tiene la gente “importante”aunque tengan menos posibilidades de recurrir……. gracias

    • cdm

      Dani yo estudio Derecho también y me desalienta que haya gente que piensa como tú. Es cierto, es una gran pena que Garzón no tenga recurso efectivo. Pero es la excepción a la regla, pues en la mayoría de casos el proceso acaba con absoluciones firmes, así que que no tienen ni idea de lo que hablan no es cierto. Y precisamente por tu propio argumento estás aceptando que el aforamiento es una figura mal concebida, sea por beneficiarlos (a la mayoría), o por perjudicarlos (que coincidencia, jueces como Garzón y Elpidio Silva) Gran desgracia.

    • bonpanchetti

      Es bien fácil, si no les viene bien la condición de aforado que renuncien a sus cargos y no la tendrán, ¿verdad que ninguno lo hace?

  • itzi

    me cago en todos los politicos ,la ley la hacen para su beneficio de todos ellos ,,para qedar impune ,, El qe roba para comer va a la carcel ,y ellos tal cual ,otra cosa si ,tanto qe dicen qe la policia esta cualqiera de ellas en este pais esta para defender al pueblo ,, no sera a ellos los politicos ,a ellos no se les puede tocar venga ,

  • lobito

    Naturalmente, que ninguno quiere dejar de ser aforado. Los tribunales superiores que los habrian de juzgar, están constituidos politicamente, es decir elegidos a dedo por los grandes partidos politicos. Por tanto no ha lugar el derecho de recurso en una hipotética sentencia en contra que no se va a producir…

  • Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (II): las instituciones | Baladring

    […] pillan con las manos en la caja del Estado. A esto se le llama inviolabilidad– más conocido como aforamiento- y cierra el círculo del sistema que, como predijo Lord Acton en 1887, tiende a […]

  • Luis.G.S.

    Resulta que la primera ley a favor del delincuente es el agotamiento.
    Qbien saca la cara alos delincuentes,corruptos,chorizos,criminales etc.porque pertenecen a la misma ralea.

  • Castilla-la Mancha, prototipo de la España Popular (II): las instituciones | Alien Social

    […] pillan con las manos en la caja del Estado. A esto se le llama inviolabilidad– más conocido como aforamiento– y cierra el círculo del sistema que, como predijo Lord Acton en 1887, tiende a corromper. […]

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s