¿está garantizado nuestro dinero en el banco?

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) es la herramienta que el sistema financiero español tiene para garantizar nuestros ahorros en los bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito. Es un instrumento para generar confianza y evitar ese miedo a que en España se produzca un corralito que nos impida sacar nuestro dinero de los bancos.

¿cómo funciona?

El FGD se nutre de las aportaciones de las entidades financieras (un 2% del total de depósitos hasta 2011 y el 3% desde 2012, o bien mediante derramas extraordinarias). Con el dinero de estas aportaciones de la propia banca, el FGD “garantiza” hasta 100.000€ por titular y entidad bancaria. Por depósitos se entienden cuentas a la vista y plazos fijos. Aparte, cubre hasta otros 100.000€ por depósitos en valores (acciones depositadas en la entidad, ¡pero el FGD no cubre las pérdidas de valor asociadas a estos valores!). No cubre planes de pensiones,  fondos de inversión, ni seguros.

El mecanismo del FGD se activaría en el caso de una entidad financiera se declare en quiebra, haya solicitado judicialmente la suspensión de pagos o por decisión del Banco de España ante una situación de impagos seria. El FGD prevé un plazo de 3 meses para pagar a cada titular, para lo que es necesario conservar los documentos de nuestros depósitos.

Las entidades que sean sucursales de bancos de la Unión Europea están cubiertas por el fondo de garantías de sus países de origen. En el caso de que no sean entidades de la UE, están obligadas a adscribirse al FGD o, en su defecto, hacerlo por la diferencia respecto al capital que garantizan sus países de origen.

Pero, ¿y qué sucede con el capital no cubierto por el FGD? Los titulares quedarán como acreedores de la entidad bancaria por el importe no devuelto por el FGD.

¿es suficiente?

La rumorología (y algún que otro cálculo) afirma que el FGD nunca ha tenido dinero suficiente para garantizar los depósitos de todos los españoles. El caso es que esto es ahora más cierto que nunca: parte del FGD se ha utilizado conjuntamente con el FROB para ayudar a entidades bancarias en problemas (principalmente, la CAM), por lo que lo han dejado seco.

Utilizar el FGD para ayudar a la banca es una manera de que sea el propio sistema financiero quien sufrague las ayudas a las entidades en apuros, dado que el dinero del FGD ha sido previamente aportado por las propias entidades. Sin embargo, no hay que olvidar que están detrayendo recursos al objetivo del FGD, que es garantizar los ahorros de los españoles, por lo que el Gobierno ya está contemplando la posibilidad de inyectar dinero público al FGD para que recupere su vitalidad.

El FGD entra en pérdidas

Fuente: Fondo de Garantía de Depósitos / El País

Más información:

Fondo de Garantía de Depósitos: se pueden consultar los estados financieros anuales del FGD.

Banco de España: incluye una explicación sobre garantías de depósitos.


Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s