ancianos en crisis

Hace un mes un inspector de sanidad se presentó en casa de mis abuelos con el pretexto de que consumen demasiados medicamentos a costa del gasto farmacéutico público. Mis abuelos tienen más de 85 años y su salud obviamente es la de personas de esa edad. Mientras hay amnistía fiscal para los grandes capitales que han evadido impuestos durante años, mientras un juez carga al presupuesto público sus viajes privados, a mis abuelos —dos humildes ciudadanos— un inspector les visita en casa para auditar su salud.

A estos mismos humildes ciudadanos un empleado de banca les vendió obligaciones subordinadas hace tres años, cuando ellos sólo querían un plazo fijo con el que proteger los últimos ahorros de su larga vida. Mientras hay rescates multimillonarios para la banca, mientras los privilegios de la casta política continúan, mientras el fraude electoral de prometer una cosa y hacer la contraria es ya una ley no escrita y aceptada por todos en España, mis abuelos necesitan una ayuda permanente en casa pero la Ley de Dependencia nunca llegará.

Estos son los ancianos y esta es la crisis. Las familias no pueden costear los cuidados de sus ancianos, nuestros políticos y sus amigos financieros siguen saqueando a la ciudadanía. ¿En qué situación estarán otros colectivos de gente débil? ¿Conoces casos similares?

El Roto nos ilustra sobre los planes para reducir la esperanza de vida.

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s