las pesetas que aún valen

últimas pesetas

Última emisión de la peseta (no a escala)

El 1 de enero de 2002 irrumpió en nuestras vidas el euro, la flamante nueva moneda que sustituyó a 15 monedas nacionales (posteriormente a 5 más). En aquel momento se estableció un periodo de convivencia con la peseta que duró dos meses para el uso cotidiano, y de seis meses para su canjeo en cualquier sucursal bancaria.

Desde entonces, aún es posible canjear las pesetas en el Banco de España —y sus sucursales repartidas por España— sin límite de tiempo. En este hecho es en el que se basan las campañas “se aceptan pesetas” que algunos comercios lanzan de vez en cuando (un ejemplo, otro, otro y muchos más).

¡Cuidado!, el Banco de España acepta todos los billetes emitidos desde 1939, por aquello que ponía que se “pagará al portador” la cantidad en pesetas, pero solo monedas de la última emisión. Por ejemplo, la famosa peseta rubia no es canjeable, sí su equivalente minúsculo de aluminio, y así con el resto.

Ah, y por favor no les llames antiguas pesetas…

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s