banca ética y profesional

Con la que está cayendo en el sistema financiero español seguro que más de uno se ha preguntado dónde puede meter su dinero. A estas alturas, cualquier decisión debería combinar dos aspectos fundamentales: la seguridad de nuestros ahorros y la ética de los gestores a los que les entregamos nuestros ahorros. No quiero tener mi dinero en un banco que ha sido mal gestionado, ha realizado inversiones arriesgadas (véase ladrillo por toda la costa mediterránea) o poco éticas (véase armamento), ha colocado productos de riesgo a ancianos sin ninguna cultura financiera (véase obligaciones preferentes), se niega a actualizar el valor de sus activos inmobiliarios en su balance para no incurrir en pérdidas y ahuyentar a sus accionistas, cuyos directivos se han blindado con sueldos, finiquitos y jubilaciones millonarios y que, finalmente, tiene que ser rescatado con dinero público. Si todo esto me lo cuentan hace cinco años les hubiera dicho que alucinaban.

Pues bien, el que alucina ahora soy yo, así que me he puesto a buscar alternativas a la banca tradicional, siempre buscando seguridad y algo de ética (sí, me estoy volviendo un consumidor escrupuloso). Ahí van unas cuantas:

Triodos Bank es un banco holandés fundado en 1980 presente en varios países europeos y de trayectoria consolidada. Es el abanderado de la banca ética y sostenible, sólo prestan dinero para financiar proyectos o empresas de tipo social, cultural o medioambiental, lo que ellos llaman economía real (nada de productos especulativos). Y sí, dado que son un banco, también se cuidan de que estos proyectos sean rentables pues quieren recuperar lo que prestan. Sus inversiones son menos espectaculares, si se quiere decir así, pero más humanas (una escuela de teatro, un huerto ecológico, etc.), con retornos de la inversión más lentos. Como cliente, te queda la conciencia tranquila y eso es mucho decir en los tiempos que corren.

La confianza (liquidez y transparencia controlada por el Banco de España y solvencia por el Banco Central de los Países Bajos) y la transparencia son claves. Envían una revista a casa con ejemplos de los proyectos donde han intervenido (es fácilmente contrastable, muchos son en ciudades y barrios normales y corrientes, no costaría nada acercarse a verificar si de verdad existen y están financiados por este banco). También tienen una fundación para realizar donaciones a proyectos no rentables donde el banco no invierte, pero que son útiles socialmente.

Otra entidad de banca ética interesante es Banca Ética de Badajoz. Junto con la banca ética otras encontramos iniciativas de banca solidaria:

COOP 57 es una cooperativa de servicios financieros fundada en 1995. Actualmente, tiene unas 400 entidades asociadas (no da crédito a particulares) y financian unos 170 proyectos por valor de unos 7 millones de euros, con casi 11 millones de euros en depósitos. Entidades y empresas pueden formar parte de la cooperativa y acceder a servicios de otras entidades cooperativistas con intereses menores a los de mercado. Están presentes en Cataluña, Madrid, Galicia, Aragón y Andalucía.

Para nosotros el dinero es una herramienta, no un objetivo.

Adrián Battaglia, socio fundador de COOP57.

Otro caso a seguir en los próximos meses es Fiare (Fundación Inversión y Ahorro Responsable), una cooperativa de crédito con casi tres mil socios y más de tres millones de euros de capital social (y creciendo, se ha triplicado desde 2009). Su objetivo es financiar actividades con impacto social positivo. Desde 2005, Fiare actúa como agencia de la Banca Popolare Etica de Italia. De momento no llega a los seis millones de euros que exige el Banco de España de capital social, pero ya han recorrido medio camino. En 2013 abrirán sus tres primeras oficinas en España. Cuentan con un comité ético y el voto de todos los socios cuenta igual, independientemente del capital aportado por cada uno.

Oikocredit y Kiva, por otro lado, están especializadas en inversión para el desarrollo en el Tercer Mundo.

Igualmente interesantes son los clubs de préstamo entre particulares: Lending Club es una comunidad de Facebook donde los participantes se prestan dinero entre sí, tienen licencia de banco y operan en EE.UU. En la misma línea están Prosper y Zopa. Finalmente, existen plataformas de crowdfunding como Goteo.org para cofinanciar proyectos con inversores voluntarios (ver película “El cosmonauta”).

No están los tiempos para fiarse del primero que promete grandes ideales, el problema de la banca alternativa es su desconocimiento. Visto el despropósito de las Cajas de Ahorros en España y sin caer en la candidez, se puede abrir una cuenta con un saldo mínimo y probar alguno de estos bancos alternativos durante unos meses para ver cómo funcionan y si nos convencen.

Anuncios

2 responses to “banca ética y profesional

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s