una inflación de 100.000%

Inflación: Elevación notable del nivel de precios con efectos desfavorables para la economía de un país.

Diccionario de la Real Academia de la Lengua

Todos asumimos como normal que los precios suben. Estamos habituados a un aumento del precio de la gasolina, a que suba la tarifa de luz, el agua o el gas, que con un euro cada vez podemos comprar menos cosas… En España, el Índice de Precios al Consumo (IPC) se situó el pasado 2010 en el 3%. Esto quiere decir que, en media, si para comprar una cosa el 1 de enero de 2010 había que pagar 1 €, el 31 de diciembre había subido a 1,03 €.

No parece mucho, pero es una media calculada a partir de unos “productos tipo”, con lo que cada uno experimenta una inflación diferente según los productos que consuma, dónde y cuándo los compre. Además, si el sueldo no sube en la misma proporción se da lo que se llama pérdida de poder adquisitivo, es decir, cada vez podemos comprar menos.

Si ya nos parece que todo siempre sube y mucho, ha habido casos históricos en que la inflación se ha disparado, provocando que el dinero no valga casi nada. Un caso más que notable es el de Zimbabue, donde ha habido hiperinflación desde que se introdujo el dólar zimbabuense en 1980. En marzo de 2008 la inflación llegó a alcanzar el 100.000%, con una tasa de cambio de 1 dólar estadounidense por 30 millones de dólares zimbabuenses.

Billete de 100 billones de dólares zimbabuenses

Este billete de 100 billones de dólares zimbabuenses no llegaba en 2009 para comprar un ticket de autobús en la capital Harare. Los billetes menores no valen ni para hacer la lista de la compra.

Esto implica, por un lado, que el gobierno debe imprimir billetes con valor facial cada vez más alto, para que la gente pueda manejar pocos billetes en sus transacciones, y realizar cada cierto tiempo un cambio para rebajar la cantidad. En 2006 se hizo un cambio 1000 a 1, es decir, 1000 dólares antiguos equivalieron a 1 dólar nuevo (1.000:1). En 2008 se quitaron 10 ceros a la moneda (10.000.000.000:1) y en 2009 se quitaron 12 ceros más (1.000.000.000.000:1).

Niño cargado de billetes

"Voy a la tienda de la esquina a comprar pan... pero no sé si me quedaré corto cuando llegue."

Por otro lado, ya nadie confía en la moneda local, por lo que se usa el dólar estadounidense u otras monedas vecinas. Incluso es mejor comerciar con especias que con dinero (costumbre ancestral se remonta a antes del siglo IV aC). Además, la población local tiende a comprar los productos esenciales en los países vecinos de Botsuana, Sudáfrica y Zambia, donde los precios son más estables.

Detrás de todo esto, está el país del mundo con el peor índice de desarrollo humano (0,14 en una escala de 0 a 1). Toda una tragedia que no parece tener fácil solución…

Fuentes: Wikipedia / The Wall Street Journal / Karina’s blog.

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s