¿todavía no entiendes de qué va el 15M?

Cartel 15M LoveEl 15M siempre será un sentimiento de cambio, una reivindicación ante los excesos del sistema financiero en esta crisis y las deficiencias de la clase política.

Pronto vimos que no era un movimiento revolucionario ni antisistema, sino más bien regeneracionista, que pide cambios desde la conciencia de ser ciudadanos pertenecientes a un sistema democrático. El perfil del quincemayista consiste en un joven, con estudios universitarios, usuario de las redes y propenso a la abstención.

Algunos medios demonizaron el movimiento, desviando las cuestiones clave hacia sus formas (si eran perroflautas, si tomaban las plazas sin permiso, etc.) en lugar de promover la reflexión colectiva de los temas reivindicados (reforma de la ley electoral, control de la corrupción, responsabilidad de los ejecutivos financieros, etc.). Así, el 15M acabó posicionándose (o lo posicionaron los medios) como un movimiento de izquierda, que en el espectro sociológico estaría a medio camino entre el partido de la rosa y el partido rojo. Pero no hay que olvidar que mucha gente, independientemente de su signo político, comparte el sentimiento de cambio.

Comparativa mundo real vs. utopía 15M

Comparativa entre el mundo real y la utopía quincemayista
(pincha en la imagen para ampliarla).

luces y sombras

Las manifestaciones, asambleas y acampadas del 15M tuvieron varios efectos positivos: mucha gente salió del individualismo imperante, fue una forma no violenta de desahogo social (gente contándose lo que los políticos no quieren escuchar), y fue un proceso de puesta en común de ideas, gratamente propositivo, no sólo de protesta. Las acampadas urbanas y su forma de autogestión fueron un símbolo de que muchos ciudadanos están dispuestos a repensar la sociedad al margen de los políticos actuales. Las acampadas reforzaron la sensación de los participantes de que es posible organizarse y cambiar las cosas.

Por supuesto, un movimiento tan heterogéneo también ha tenido sus sombras: el ataque a los políticos catalanes a la entrada del Parlamento y las trifulcas con los peregrinos durante la visita del Papa, por ejemplo. Mucha gente critica la ocupación de las plazas, a mi entender este aspecto abre un debate sobre la utilidad que deberían tener los espacios públicos y la necesidad de que los ciudadanos los recuperen más allá de las fiestas populares.

Desde Madrid a Siberia, la mecha del 15M ha prendido por medio mundo. Nuestros lectores nos enviaron fotos desde Alicante y Oxford.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

quiénes son, cómo hablan, cómo se organizan

La Fundación Alternativas elaboró un completo informe Análisis 15M sobre el perfil de los participantes y su influencia en las pasadas elecciones municipales (demostrando que el voto protesta subió en aquellas ciudades donde la actividad del 15M fue más intensa).

Si estás interesado, en Altereconomía encontrarás un dossier de artículos sobre el 15M, sus causas, su futuro y sus debilidades.

Otro análisis interesante es de Raúl Minchinela sobre el lenguaje empleado en el 15M, en una entrevista para el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, que podéis ver en el siguiente vídeo:

Y tú, ¿qué opinas de todo esto?

serie otros artículos relacionados
Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s