¿de verdad habrá cambios en el sistema financiero?

Pues aunque parezca mentira, hay hilos moviéndose para mejorar el funcionamiento del sistema financiero y reducir sus riesgos, pero nadie nos lo cuenta, es mejor asustarnos con la amenaza de un rescate (¿es que estamos secuestrados por los mercados?).

Así pues, la buena noticia es que las corbatas se han puesto a pensar cómo evitar otro desastre financiero. La mala noticia es que sin compromisos internacionales no hay nada que hacer, y ya sabemos lo falso que resultan los compromisos internacionales cuando de mejorar este mundo se trata (véase Protocolo de Kyoto, véase Objetivos del Milenio, véase la Cumbre de la Tierra…).

Todo cambio del sistema financiero debería contemplar cuatro principios: anticipación a posibles desequilibrios; mayor rapidez de reacción ante problemas; medidas de prevención justas con las entidades que incrementan el riesgo del sistema; un marco punitivo eficaz.

Estos son algunos de los cambios en el marco regulatorio que se están debatiendo en la actualidad, tampoco está claro que se vayan a implementar finalmente:

  • Reducir el riesgo de quiebra de instituciones financieras sistemáticamente importantes (SIFIs): exigiéndoles mayores niveles de capital y liquidez. ¿Pero quién dice cuáles son las entidades críticas del sistema financiero internacional? ¿Y cómo medimos el riesgo potencial de sus decisiones?
  • Exigir a las entidades financieras mayores colchones de capital y de provisiones para épocas de vacas flacas, como propone el acuerdo Basilea III.
  • Someter a exámenes periódicos a la banca mediante los famosos test de estrés para devolver la confianza a los inversores, lo que equivale a simular condiciones muy adversas para ver si las entidades financieras resistirían en tales escenarios (un aumento del desempleo, una caída de los precios de la vivienda, una disminución de la actividad productiva del país…). A pesar del bombo que se les da, los test de estrés coordinados por la European Banking Authority no predijeron el colapso del sistema financiero en Irlanda y el rescate del país en 2010.
  • Crear un mecanismo de intervención de entidades en problemas que ataje las quiebras en etapas tempranas y sea cofinanciado por las propias entidades financieras mediante un fondo de liquidación.
  • Tener preparado un sistema de recapitalización de las entidades financieras para ser utilizado en caso de colapso, con dinero público o privado, algo parecido al FROB español con el que se está inyectando capital a las fusiones de las cajas de ahorros.
Emilio Botín en tirantes

Los banqueros andan estresados, lo notas en lo mal que llevan el nudo de la corbata, ¿o es que no les llega al cuello?

  • Crear una agencia de calificación europea que reduzca la dependencia respecto a las erráticas agencias americanas (Standard&Poor’s, Moody’s y Fitch).
  • Introducir tributos en el sistema financiero en función de los riesgos que asume, dado que sus riesgos recaen sobre los estados en caso de salir mal (como en la actual crisis económica, donde se rescata a la banca con dinero público): el FMI propuso al G-20 la creación de una tasa de contribución a la estabilidad financiera (CEF) y un impuesto sobre la actividad financiera (IAF), uno actúa sobre el balance de las entidades y otro sobre su cuenta de resultados. Siguen peinándola. Otra historia es introducir un impuesto sobre las transacciones financieras (ITF) que reduzca la especulación, del tipo de tasa que reclama ATTAC, la tasa Tobin o la tasa Robin Hood. Esto implicaría recaudar por cada transferencia financiera que se haga, por ejemplo hacia paraísos fiscales o para lanzar ataques especulativos. Reino Unido y EEUU ya lo han rechazado.
  • Regular el salvaje mercado de los productos financieros derivados (CDS y CDO), que en la práctica es un juego de apuestas sobre el riesgo de impago de cualquiera que emita deudas u obligaciones y que ha funcionado sin control en los años anteriores a la crisis (es la base de la crisis de las subprime y en la actualidad de los ataques especulativos contra la deuda soberana de países europeos). Esto implica acabar con las operaciones OTC (over the counter), que son aquellas entre dos partes donde no interviene un mecanismo regulador y que se pueden realizar incluso sin ser propietario de los activos sobre los que se especula. Esto implica crear cámaras de control de este tipo de operaciones, fomentar la confirmación electrónica obligatoria de las mismas, regular el formato de contratación o censarlas en bases de datos.
  • Eliminar los paraísos fiscales: esto sí es economía-ficción. Hay una competencia fiscal entre países para atraer capitales mediante ventajas en el  impuesto de sociedades. En una economía global es imposible garantizar que no haya siempre un país que ofrezca mejores ventajas para las empresas. Se pretende facilitar el intercambio de información tributaria entre países o reducir las bonificaciones fiscales, pero en esencia sigue siendo fácil que las grandes empresas tributen allí donde pagan impuestos de risa (incluso en España, todo es posible).

¿Por qué es difícil que todo esto salga adelante? Lo dicho, dificultad para alcanzar la coordinación internacional y dificultad para medir la contribución de cada entidad al riesgo que supone para el sistema. Los economistas buscan soluciones que garanticen la eficiencia del sistema y ahí se bloquean, pero las dificultades técnicas no deben impedir el cumplimiento de los objetivos si estos son cruciales para la estabilidad social. A lo mejor hace falta una nueva generación de economistas que introduzca respuestas creativas.

Ningún nuevo marco regulatorio será válido mientras no haya un marco ético donde predomine el bienestar colectivo por delante del enriquecimiento como dogma absoluto o entelequias como la eficiencia de los mercados.

Y en todo esto, ¿tenemos algo que decir los ciudadanos europeos? ¿En qué programa electoral votamos todas estas cosas? Cada vez está más claro, votar cada cuatro años es una mera ilusión de democracia.

Fuentes: Informe Mensual de La Caixa, recuadros temáticos, abril 2011 y mayo 2011.

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s