diez críticas y réplicas sobre la #spanish revolution y el 15-M

Ante los esfuerzos de algunos medios por vapulear al 15-M, nos vemos en la necesidad de tomar en serio estas críticas para reírnos abiertamente de la prensa más manipuladora de nuestro país.

Crítica 1. Perroflautas.

Perroflauta como parte de un todo, pero no es el todo, bajo el 15-M hay muchos estilos de vida y gente muy normalita: trabajadores de camisa planchada, desempleados de corta y larga duración, jubilados con boina, gente que viste a la moda, gente que se desviste contra la moda… Centrar la crítica en el estereotipo de una estética es de risa.

En tiempos de prosperidad los jóvenes aspiraban a ser mileuristas,
en tiempos de crisis los jóvenes aspiran a ser perroflautas.

Crítica 2. Niñatos.

Generación NI-NI, generación perdida, generación del botellón… nadie cree en la juventud actual, pero son los hijos de 35 años de democracia. Ahora resulta que la muchachada despierta y se revela, da muestras de civismo, está formada y piensa por sí misma, exhibe sus mínimos recursos con cartón y palés, no cree las mentiras de políticos y sus medios, cuestiona a los bancos, trae valores de colaboración y regeneración. Niñatos, sí, y se mean encima de sus padres porque no aguantan tanto conformismo.

Crítica 3. Violentos.

Pacíficos, por principios, desde el primer momento, gente que se violenta ante la violencia, aun así alguno se sale de madre, aun así hay tácticas policiales para reventar las protestas desde dentro, aun así no han detenido el movimiento. Violenta fue la Revolución Francesa, no la #Spanish Revolution.

Crítica 4. Extrema izquierda.

¿Pero cuánto de extrema? ¿Y cuánto de izquierda? Para las nuevas generaciones no existen estos conceptos, no aceptan el extremismo ni la dicotomía izquierda-derecha. Son tópicos utilizados por los medios para asegurarse el voto visceral, pero el 15-M sobrevuela las viejas controversias, las ignora para superarlas y centrar el debate en los temas críticos. ¿Hay que ser del partido de la rosa o del partido gaviota para ejercer mayor control sobre la práctica política?

Viñeta de Vergara.

Crítica 5. Minoría.

Una inmensa minoría, así es como han empezado todas las utopías. ¿O eran muchos los que comenzaron a reclamar el sufragio universal o la enseñanza pública? El cambio nace de lo periférico, es ajeno al pensamiento central, paulatinamente lo invade y lo regenera, es ley de la Historia. No se trata de cuántos forman el 15-M, su fuerza es cualitativa, su diferencia es que se han puesto a pensar en la idea de una mejora de la práctica democrática.

Crítica 6. Las urnas siguen eligiendo a los grandes partidos.

Tan cierto como que la suma del voto en blanco y nulo son la cuarta opción votada en las recientes elecciones municipales. Por no hablar de la abstención. El 15-M suma y sigue porque tiene potencial para canalizar mucho descontento. Aún hay mucho voto por inercia o por odio al rival, voto partidista sin sentido crítico. El cambio propuesto es grande, en apenas dos meses no se puede cambiar una inercia de 35 años, tiempo al tiempo.

Crítica 7. Antidemocráticos y antisistema.

Por decir Democracia Real Ya. Real quiere decir mejor, más participativa, sin corrupción, que atiende a los ciudadanos y no a los intereses de los círculos del poder. Hay toda una lección de democracia en el 15-M para quien quiera verla, pero hay muchos interesados en que nada cambie para seguir chupando del bote, bien sean políticos, banqueros, periodistas…

Antisistema: dícese de aquel que piensa, critica y propone
(lo de llevar piercing y el pelo estropajoso es opcional).

Crítica 8. Sin propuestas.

Control de la corrupción política mediante listas abiertas, presupuestos participativos, reforma de la Ley Electoral para reducir las barreras de entrada a partidos minoritarios, impuesto a las transacciones financieras internacionales, dación en pago para saldar la deuda por vivienda, referéndum sobre ayudas a la banca, separación efectiva del poder judicial y ejecutivo… ¿Seguimos?

Crítica 9. Que creen un partido político.

¿Y dónde está escrito que para exigir una mejor práctica democrática haya que formar un partido político? Los ciudadanos no queremos  ejercer de políticos ni de sindicalistas, pero sí pedimos mayor responsabilidad a los políticos ante la crisis y hacia su propia función pública. Es una cuestión recíproca: si los políticos exigen esfuerzos a los ciudadanos, los ciudadanos son exigentes sobre sus representantes.

Crítica 10. Durará cuatro días.

O cuatro telediarios, o dos veranos, o flor de un día… El sentimiento de cambio está desatado, hace dos meses nadie hablaba de mejorar la democracia, esta semana el 15-M ha sido tema en el Congreso de los Diputados. Sin prisa pero sin pausa, estamos ante un nuevo actor en la vida política, un Pepito Grillo político, un piloto de avería en el tablero de mandos de la democracia. No hay que confundir la visibilidad efímera de las acampadas o de las protestas con la conciencia despierta, que es invisible pero permanece aun cuando nadie habla de ella.

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s