primicia: entrevista al voto en blanco

A pocos días de las elecciones autonómicas y locales, entrevistamos a una de las personalidades que más sabe sobre el descontento de los ciudadanos: el voto en blanco. A medio camino entre el mito y la incomprensión, circulan varias interpretaciones sobre su utilidad y su relación con los llamados votos válidos. Por Ley, se considera “voto en blanco, pero válido, el sobre que no contenga papeleta y, además, en las elecciones para el Senado, las papeletas que no contengan indicación a favor de ninguno de los candidatos“. En esta entrevista hemos intentado conocer mejor sus intenciones y su funcionamiento.

Entrevista voto en blanco / Voto feliz

Últimamente se le ve bastante ocupado…

Es que en época de descreimiento gano en protagonismo, la crisis a mí me hace más importante.

¿Y no le molesta a Usted que sus méritos dependan de que otros lo hagan mal?

Dígame un partido en España que en los últimos quince años no haya obtenido el poder debido al desmérito de su rival… Aquí el Gobierno se gana porque el rival hace una chapuza bien gorda, y de este modo gobierna el menos malo del momento. No hay ilusión, ni proyecto de futuro: sólo oportunismo y tratar a los votantes como idiotas.

¿Por qué no sale Usted nunca en las encuestas?

Siempre se habla del porcentaje de indecisos que, aunque no es exactamente mi electorado final, puede darse el caso de que sea más elevado que la intención de voto de algún partido, pero los resultados siempre se explican en términos políticos y el voto en blanco no se toma en serio como opción política, dicen que lo más que consigo es beneficiar a la opción más votada.

¿Y eso le preocupa?

Le diría que sí, me preocupa, porque no es del todo cierto que beneficie a la opción más votada. En realidad, los votos en blanco se suman a los votos válidos, la suma total es la que se toma como base para el reparto de escaños, para lo cual una fuerza política debe alcanzar un mínimo del 3% de esa suma total (el 5% en elecciones locales). A más votos en blanco, mayor es el número de votos que un partido necesita para llegar a ese 3%. Por tanto, el voto en blanco no es que beneficie a la fuerza más votada, es que dificulta el acceso a los escaños a los partidos minoritarios.

Pero un sistema que tergiversa el voto en blanco no es un buen sistema de representación política, ¿no?

Básicamente, es un sistema que no representa a todos. Se puede mejorar el tratamiento del voto en blanco, los resultados de unas elecciones recogerían correctamente la inquietud de la gente.

Hoy por hoy, sirvo para aliviar la conciencia de unos pocos que no están de acuerdo con el modelo político actual, votan en blanco porque así sienten que no traicionan a la democracia que tanto costó de conseguir, hacen el esfuerzo de ir a votar, pero poco más.

Tal vez ése sea su problema, si todo el mundo votara en blanco habría un vacío de poder…

Bueno, sería una situación incómoda, sí. Fíjese en lo que escribió José Saramago en su Ensayo sobre la lucidez, en 2004:

Un cambio democrático puede nacer del uso consciente, muy consciente, del voto en blanco. Eso sería darle un susto, un susto tremendo al sistema electoral. A mi me gustaría que la ciudadanía le diera un susto muy fuerte a la clase política con el voto en blanco.

En las elecciones generales de 2008 hubo 284.868 votos en blanco; con menos votos algunos partidos políticos obtuvieron un par de escaños.

Pero, ¿tiene Usted programa político?

Bueno, yo soy independiente, pero hay gente que se ha organizado para defender mis derechos. Ciudadanos en blanco es un partido político que concurre normalmente a las elecciones. Su programa es sencillo: si obtienen escaños, los dejarán vacíos y renunciarán al sueldo que pueda corresponder a sus representantes. Entienden que el 100% de los escaños no pueden estar ocupados mientras los votos en blanco sumen más que otras opciones.

¿Le molesta que le confundan con sus primos hermanos la abstención y el voto nulo?

En realidad, son primos lejanos, tenemos una bisabuela común, la desconfianza hacia la clase política. Pero yo permanezco dentro del sistema, ellos no. Sinceramente, no nos hablamos mucho.

Para terminar, haga un pronóstico para las próximas elecciones.

En los próximos años, el centro del poder se desplazará cada vez más hacia Europa. No hay margen para maniobrar en cuestiones económicas y todos tienen que pasar por el mismo aro. Mi lema es “vota en blanco, todos son lo mismo”. Otra cosa es que quieran parecer distintos para obtener votos, pero eso tiene que ver más con la ambición de alcanzar el poder y mantener su estilo de vida que con las ganas de gobernar y solucionar la crisis.

Fuentes: Noticias Jurídicas, Wikipedia, ABC, Ciudadanos en blanco

Anuncios

Participa con tus comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s