Archivo de la etiqueta: ciberdemocracia

nuevo partido X: toda una incógnita

Nace un nuevo partido político, registrado en diciembre de 2012 con el nombre Partido X, Partido del Futuro. La semana pasada se dieron a conocer con el siguiente vídeo:

Bajo el lema Democracia y punto proponen un cambio del sistema democrático que os sonará porque ya los hemos tratado: ciberdemocracia y democracia líquida. Dice no ser el partido del 15M, pero evidentemente está muy influenciado por las ideas surgidas del movimiento ciudadano (también por procesos como el de Islandia).

Si se presenta en futuras convocatorias electorales entrará en la disputa del voto descontento. Bueno, es posible que no coseche grandes resultados, pero como ya hemos comentado alguna vez, recoge y hace presente nuevas ideas que surgen de la sociedad y que al final acaban permeando en los partidos mayoritarios.

El único problema es que el futuro no existe como tal, así que un partido que vive allí no sé si nos vale para el presente…


por una vía directa con el legislador

DNIe: queremos opinar y que se nos escuche

El DNI electrónico: ese gran desaprovechado de hoy en día.

Nos informan, a través de este comentario, de una interesante iniciativa para usar el DNI electrónico como vía de comunicación directa con nuestros gobernantes, que busca firmas. La tecnología existe, la demanda es patente. Sin embargo, no parece que los políticos estén dispuestos a poner medios para escuchar a los ciudadanos, y evidentemente las manifestaciones cada vez sirven para menos.

Como su propio impulsor nos cuenta, “en la actualidad existe la posibilidad de la iniciativa legislativa popular, pero es muy lenta y no tiene suficientes garantías. De ponerse en marcha, esta posibilidad permitiría una participación política (con mayúsculas) de los ciudadanos que podrían expresar, casi en tiempo real, su opinión sobre las medidas tomadas por el Congreso de los Diputados”. Se trataría de un gran avance en ciberdemocracia, sin necesidad de ser consultas vinculantes.

Además, se podría extender a otros ámbitos como el autonómico y municipal, donde la cercanía entre gobernante y gobernado también hace tiempo se perdió. Firma ya en Change.org y compártelo con tus amigos.

Por otro lado, también está en marcha una curiosa petición para que Rajoy acuda al programa de televisión Tengo una pregunta para usted, donde se contestan preguntas directas de ciudadanos como tú y como yo. También puedes firmar para esto aquí.


ciberdemocracia (y 5): casos reales

Algunas sociedades ya promueven el uso de los medios electrónicos para mejorar su funcionamiento democrático. A continuación os contamos algunos de los casos más paradigmáticos.

constitución y redes sociales en Islandia

Los islandeses han redactado una nueva Constitución que ha contado con la participación de todos los ciudadanos. Un Foro Nacional de 950 personas electas preparó el texto inicial sobre el que trabaja un Consejo Constitucional formado por 25 ciudadanos. Para ello, cuenta con ideas y propuestas aportadas por los islandeses en las redes sociales. Además de la participación, la otra clave es la transparencia: las reuniones del Consejo Institucional son retransmitidas por Internet y usan YouTube para informar del proceso, que concluirá con un referéndum para aprobar la nueva Constitución.

Reportaje Islandia La 1

presupuestos participativos en India

La Comisión de Planificación de la India recoge opiniones de los ciudadanos para la elaboración del plan quinquenal 2012-2017 mediante una página en Facebook, lo que incluye la participación ciudadana en la elaboración de los presupuestos nacionales.

democracia semi-representativa en Suecia

Demoex es un partido político experimental de ámbito local que permite a los habitantes de un barrio de Estocolmo votar a través de Internet y participar en las decisiones que les afectan. Funciona mediante un representante del partido en el Consejo Municipal, que vota según el sentido que le indiquen los seguidores de Demoex en la web del partido.

Esta forma de participación (algo así como una democracia semi- representativa) es la propuesta del Partido Pirata, que en Berlín ya ha conseguido meterse en el parlamento local.

Un caso similar, aunque excepcional ya que no funciona así por sistema, fue el del senador republicano de Nueva York Greg Ball, que preguntó en su Twitter y Facebook si debía votar a favor o en contra del matrimonio homosexual.

transparencia política en el País Vasco

Gobierno abierto en el País VascoLa plataforma Irekia del Gobierno Vasco, la retransmisión de las sesiones del Parlamento de Vitoria-Gasteiz o la iniciativa OpenData Euskadi, son iniciativas para incrementar la transparencia de las instituciones y la participación de los ciudadanos en las cuestiones políticas de esta región.

teledemocracia activa en Jun (Granada)

Jun, un pueblo de algo más de 3.000 habitantes se erigió en 1999 en la capital mundial de la ciberdemocracia. Declararon el acceso a internet derecho universal y en 2001 hicieron el primer pleno interactivo del mundo. Hasta su alcalde tiene un videoblog.

serie ciberdemocracia
1 / de qué hablamos 2 / los retos 3 / ciberactivismo y web social
4 / iniciativas políticas 5 / casos reales

ciberdemocracia (2): los retos

La implantación de la ciberdemocracia se enfrenta a varios retos, algunos de índole técnica, pero otros tienen relación con la cultura del voto o los problemas de representatividad.

brecha digital

Una parte importante de la población no está habituada al uso de tecnología en su vida cotidiana, porque carecen de medios informáticos o porque no tienen un nivel mínimo como usuarios (lo que se conoce como brecha digital), lo que impediría por el momento la igualdad de oportunidades para participar en votaciones electrónicas.

fraude electrónico

La principal preocupación al pensar en una democracia electrónica y más participativa es la identificación segura de los ciudadanos para evitar el fraude electoral y asegurar el voto secreto. Desde hace tiempo se promueven los trámites electrónicos en las gestiones con la Administración Pública y en España existe el DNI electrónico desde 2006, aunque sus aplicaciones son limitadas todavía. El proyecto Ágora Ciudadana, del Partido de Internet, desarrolla en la actualidad un sistema de voto electrónico que pretende dar garantías.

Del mismo modo, el fraude podría venir de la mano del timo y la publicidad engañosa, algo nada extraño en internet, que afectaría sobre todo a las personas con poca cultura digital.

boicot democrático

Otro problema pueden ser los boicots o acciones de hackers contra los sistemas de participación electrónica: sobrecarga intencionada de las plataformas de participación electrónica, infección con virus informáticos, ataques directos dirigidos contra votaciones determinadas…

problemas de representatividad

Puede darse la circunstancia de que algunos colectivos se impliquen y participen más en la democracia electrónica, creándose una mayoría electrónica que ahogue a otros colectivos. Esto puede llevar a situaciones de tiranía de la mayoría o situaciones de populismo o ciberdemagogia, sobre todo en las fases iniciales de la implantación del nuevo sistema. Es el mismo tipo de barrera que existe hoy para que los partidos minoritarios accedan al Parlamento, sólo que en este caso se daría con otras normas de juego.

cultura de la participación

Si todas las semanas se votan un sinfín de iniciativas, los ciudadanos podrían llegar a una situación de cansancio por saturación o falta de motivación por informarse sobre cada cuestión pública que se va a votar (¡hay más de 6.500 votaciones al año sólo en el Congreso!). Esto puede llevar a una situación de voto de oídas, sin estar realmente informado sobre los asuntos votados.

Matriz de implantación de la ciberdemocracia

Fuente: The Future of e-Democracy (Steven Clift)

corrupción difusa

La participación electrónica en democracia podría traer nuevas formas de corrupción, donde el foco de la corrupción ahora caería sobre el propio ciudadano, principalmente mediante la compra masiva de votos para sacar adelante determinadas votaciones o incluso la coacción de voto, pues nadie controla el entorno donde el ciudadano estaría votando.

garantizar la visión de Estado

No hay que confundir la posibilidad de participar en las decisiones públicas con el hecho de que todo sea cuestionable públicamente: alguien debe mantener la visión de Estado (para temas confidenciales, equilibrios macroeconómicos, seguridad nacional, etc.). Sin duda, este será el mayor reto, encontrar la fórmula que permita la convivencia del funcionamiento político con una mayor participación ciudadana.

pérdida de status quo

Pero la principal barrera no es de tipo tecnológico, sino social. La élite política actual formada por los partidos políticos mayoritarios, sus medios de comunicación afines y los grupos de presión con intereses creados pueden perder sus cuotas de poder si las reglas del juego cambian. La ciberdemocracia implica cambios en la forma de hacer política, los políticos tendrán que mantener su nivel de tensión y orientación al ciudadano durante toda la legislatura, y no sólo cada cuatro años. De igual forma, cambiarían los circuitos de generación de opinión, que pasarían al ámbito de internet, donde muchos contactan con muchos, y no como en la actualidad, donde los políticos y sus medios (unos pocos) pretenden controlar la opinión de muchos.

LA PRÓXIMA SEMANA: (3) participación ciudadana.

serie ciberdemocracia
1 / de qué hablamos 2 / los retos 3 / ciberactivismo y web social
4 / iniciativas políticas 5 / casos reales

ciberdemocracia (1): de qué hablamos

Libertad pixelada

La Libertad Pixelada guía al pueblo por internet.

Ciberdemocracia es el uso de las tecnologías de la información y comunicación en el ejercicio de la práctica democrática por parte de los ciudadanos.

Está vinculada a internet como medio principal de participación ciudadana. Por ello, recibe varios nombres, entre los que destacan democracia digital, e-democracia, democracia 2.0 e incluso hasta 4.0.

precedentes y actualidad

El precedente más directo es la teledemocracia, término acuñado por Ted Becker en 1981 para referirse al uso de medios electrónicos de comunicación en el ejercicio de una democracia directa por el ciudadano (entrevista en inglés). La idea cogió fuerza de la mano de políticos y movimientos cívicos vinculados con la derecha en EEUU a comienzos de los noventa. Ross Perot, candidato a la presidencia entre 1992 y 1996 propuso Ayuntamientos Electrónicos que garantizaran una democracia directa electrónica.

La democracia directa está de actualidad en el contexto de la actual crisis de participación ciudadana, que va de la mano de una crisis de confianza en los políticos (y no sabemos si fue antes el huevo o la gallina). Es una reivindicación creciente por parte de los ciudadanos, no nace necesariamente de los gobernantes ni de las instituciones.

para qué sirve

La ciberdemocracia se plantea como una mejora o alternativa al actual modelo de democracia representativa —que se basa en la participación del ciudadano mediante su voto una vez cada cuatro años—, y cuestiona la legitimidad de la élite democrática (partidos políticos y grupos de presión). En la práctica, implica menos distancia entre políticos, instituciones, procesos democráticos y ciudadanos.

Posiblemente se trata de la evolución lógica de una sociedad más conectada, participativa y preparada que nunca, que exige cambios al modo en que está funcionando la democracia. La utilidad potencial de la ciberdemocracia alcanza varios ámbitos:

  • Favorecer la información y gestión de los procedimientos burocráticos (ej. BOE, administración electrónica, DNI electrónico).
  • Garantizar el control y transparencia del ejercicio político: mejorar la relación entre las instituciones y los ciudadanos.
  • Promover el debate social: foros, temas de actualidad, intercambio de ideas, búsqueda de soluciones…
  • Reducir la distancia de los ciudadanos respecto los procesos democráticos: agilizar las iniciativas populares ciudadanas, propuestas de leyes, etc.
  • Incluir a los ciudadanos en la toma de decisiones críticas en los períodos entre elecciones: voto electrónico, referendos digitales, etc.

qué podemos esperar

La ciberdemocracia, el uso de tecnología en democracia, es una idea en formación en un estadio incipiente: de maduración de ideas, aparición de nuevas propuestas, evaluación de ventajas y problemas y poco conocida por la sociedad en general.

Encontramos varias propuestas a su utilización. Básicamente, existen dos enfoques principales: 1) mejorar el funcionamiento de la actual democracia representativa, o 2) implantar una democracia directa que sustituya a la democracia representativa.

La esperanza es que la ciberdemocracia aumente el poder civil frente el poder político, judicial y financiero. En los próximos artículos descubriremos las iniciativas que la están desarrollando.

PRÓXIMA SEMANA: (2) los retos de la ciberdemocracia.

serie ciberdemocracia
1 / de qué hablamos 2 / los retos 3 / ciberactivismo y web social
4 / iniciativas políticas 5 / casos reales

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 139 seguidores